Artículos

¿Cómo han afectado las megaerupciones volcánicas al clima global entre el periodo 1000-2000 años?

Marzo 09, 2021 | www.inmuneschile.cl

En junio de 1991, el volcán Pinatubo, en Filipinas, tuvo una erupción después de una inactivación de 500 años. Esto conllevó gigantes pérdidas humanas y económicas que afectó a dicha nación, pero también se vio afectado el clima a nivel local y global, generando consecuencias hasta por una década en la temperatura global.

¿Cómo han afectado las megaerupciones volcánicas al clima global entre el periodo 1000-2000 años?

La mencionada erupción fue la más grande del siglo XX, y como seres humanos aún no sabemos cómo predecir estas manifestaciones que emergen desde el interior de la corteza de la Tierra. Un grupo de científicos lideró un estudio para conocer las implicancias que han tenido las mega erupciones volcánicas entre los 1.000 y 2.000 años. El reporte fue publicado en la revista científica estadounidense “Proceedings of the National Academy of Sciences”.

Usando datos geológicos los investigadores determinaron que en África central, Asia central y Medio Oriente las erupciones produjeron una baja en las precipitaciones y sequías en varios lugares. “Los escenarios futuros del cambio climático no incluyen convencionalmente las erupciones volcánicas, ya que no sabemos dónde, cuándo y en qué forma se producirán, explica Ernesto Tejedor a “El Mercurio”, en donde es investigador del Departamento de Ciencias Atmosféricas y Ambientales de la universidad de Albany, Estados Unidos y coautor del reporte científico.

“Esto significa que inevitablemente podrían producirse sorpresas y eventos volcánicos que actualmente no tenemos ninguna estrategia de adaptación”, destaca el científico.

El estudio se centró en las erupciones de los volcanes tropicales, ya que estos son los que pueden provocar cambios en el clima a nivel global. “En cualquier erupción se liberan normalmente tres tipos de gases, dióxido de carbono, vapor de agua y dióxido de azufre, en este orden de importancia”, comenta Felipe Aguirre, académico de la Universidad Católica del Norte. El dióxido de azufre tiende a conservarse por más tiempo porque se transforma más fácilmente y puede quedar por años circulando alrededor del globo”, detalla. Las mega erupciones lo expulsan hasta la estratosfera y estando ahí repele la radiación ultravioleta, produciendo una disminución en la temperatura de la atmosfera, con las siguientes alteraciones de precipitaciones.

Independientemente del tipo de consecuencia que produzca la erupción, más o menos lluvia, estas solo generarían un paréntesis del calentamiento global. “No solo seguirá el proceso del cambio climático, sino también se desconoce cuáles serían las consecuencias de una mega erupción ahora, con el actual escenario de un exceso de C02”, advierte el investigador.

Fuente: El Mercurio