Artículos Sustentables

El 75% de las inversiones de las AFP sobre empresas nacionales corresponden a sectores extractivistas y contaminantes

Noviembre 03, 2020

La mayor parte de estas empresas se orientan hacia actividades extractivistas de alto impacto, en los sectores Eléctrico (US$5.033 millones), Forestal (US$2.162 millones), Hidrocarburos (US$1.827 millones), Minería (US$1.659 millones), SAPS (US$915 millones) y Monocultivos (US$325 millones), señala el estudio elaborado en conjunto por Heinrich Böll Stiftung y la Fundación Sol

El 75% de las inversiones de las AFP sobre empresas nacionales corresponden a sectores extractivistas y contaminantes

Junto al sector de hidrocarburos, el transporte y el minero, superan los mil millones de dólares en inversión desde las AFP, focalizados en grandes grupos económicos, como los Matte, Angelini, Luksic, y algunas empresas del Estado. Celulosa Arauco, ENAP, AES Gener, Agrosuper y ENAEX destacan entre ellas.

En su conjunto, las actividades extractivistas –extracción intensiva y en grandes volúmenes de Recursos Naturales, con muy bajo procesamiento y destinado para su venta en el exterior– abarcaron un 75,5% de las inversiones de las AFP en empresas que operan en Chile. Solo las dos primeras –los sectores eléctrico y forestal– acumulan el 45,6% del total de inversiones de las AFP.  A junio de 2020, por ejemplo, las AFP invirtieron $1.659 millones de dólares en empresas y fondos de inversión para proyectos mineros.

Esto es parte de lo que analizó el estudio "Inversiones de las AFP en empresas extractivas y de alto impacto ambiental", elaborado en conjunto por Heinrich Böll Stiftung y la Fundación Sol, donde concluyen que "las empresas extractivistas y de alto impacto ambiental constituyen un destino de inversión privilegiado para las AFP. A tal punto ha llegado esta relación que en la actualidad 9 de cada 10 pesos invertidos por las AFP se destinan a empresas que se apropian de recursos de la naturaleza o generan un elevado impacto al articular las cadenas globales de producción de mercancías (como el sector naviero)".

"Esta investigación busca entregar una radiografía de la relación entre la inversión de las AFP y la instalación o expansión de empresas extractivistas y de alto impacto ambiental que operan en Chile y tienen consecuencias de corto, mediano y largo plazo sobre la naturaleza y las comunidades. Esta relación implica que el ahorro de las y los trabajadores se utilice -mediante la compra de acciones, bonos y otros instrumentos- para la capitalización de empresas cuya actividad se basa en la apropiación de recursos", explican en el documento.

Celulosa Arauco, ENAP, AES Gener, Agrosuper y ENAEX destacan entre las empresas que reciben grandes inversiones directas de las AFP. Un conjunto de empresas que han estado involucradas en conflictos con las comunidades y posteriormente con la justicia. La inversión en estas empresas asciende a un total de $1,57 billones ($1.575.893 millones).

El problema de estas inversiones es que, por lo general, son ubicadas en lugares que, a estas alturas, ya son "zonas de sacrificio". "La revisión histórica de la instalación y profundización de los extractivismos, da cuenta de una institucionalidad articulada para promover el crecimiento y expansión de este tipo de actividades a lo largo del tiempo. Objetivos como el situar a Chile como Potencia Agroalimentaria, son ejemplos claros de este tipo de orientaciones y la fuerza con que se ha promovido como una estrategia nacional de 'desarrollo' orientada a la apropiación, extracción y exportación de recursos. La discusión actual sobre la reactivación pospandemia, da cuenta de un fortalecimiento de las garantías que se entregan a los proyectos extractivistas y un relajo de las normativas", dice parte del estudio.

Es en estos lugares donde las AFP han invertido, mediante la compra de bonos y acciones, como los casos de proyectos eléctricos sucios y de celulosa, "ambos emblemáticos en términos de daño ambiental". Junto al sector de hidrocarburos, el transporte y el minero, superan los mil millones de dólares en inversión desde las AFP. Las empresas son todas ligadas a grandes grupos económicos, como los Matte, Angelini, Luksic, y algunas empresas del Estado.

Precisamente las 10 comunas con más alto porcentaje a favor del Apruebo en el Plebiscito fueron las llamadas "Zonas de sacrificio". "Se trata de territorios que sufren los efectos del extractivismo. Un anhelo de cambios profundos, que para algunas y algunos son urgentes", dicen.

Fuente: El Mostrador



Relacionados

Jóvenes de todo el mundo alzan la voz y manifiestan acciones concretas contra el cambio climático
Se proyecta instalar en Chile una central hidroeléctrica en reserva mundial de la Biósfera Unesco
Recolectan firmas para proteger como parque nacional 142.000 hectáreas de la Región Metropolitana
Corte de Apelaciones de Punta Arenas frena inicio de operaciones de salmonera en Canal Beagle
Estado Salmonero: Un documental sobre el abuso del ser humano en nuestros océanos
Sernapesca solicita caducar las concesiones de Nova Austral en aguas del Canal Beagle
Salmoneras dan un paso al costado y retiran su producción en los lagos de Chile
Después de 14 años, Enel y Colbún se reparten activos y cierran definitivamente el capítulo HidroAysén
Plebiscito logra que comunidad de San Pedro de la Paz conserve el Humedal los Batros ante el desarrollo inmobiliario
Comunidad Mapuche lucha por salvaguardar la cordillera de Nahuelbuta amenzada por empresas Forestales