Artículos

Se proyecta instalar en Chile una central hidroeléctrica en reserva mundial de la Biósfera Unesco

Abril 04, 2019 | www.inmuneschile.cl

El valle del Río Diguillín, región del Bio Bio, se encuentra en grave peligro de sufrir un daño irreparable. Los miembros de la Comisión Evaluación Ambiental, aprobaran bajo claras irregularidades de manera unánime, el proyecto de la central hidroeléctrica de pasada "Halcones", que sacrificará un tesoro de incalculable valor para todos los Chilenos, y sobre todo para los habitantes de la zona quienes ven en el turismo un área de desarrollo sostenible y armónico.

Se proyecta instalar en Chile una central hidroeléctrica en reserva mundial de la Biósfera Unesco

"Diguillín Libre" es una organización ciudadana preocupada de la conservación de la cuenca del río Diguillín. Este valle es parte de la Reserva Mundial de la Biósfera, declarado así por la UNESCO debido a su biodiversidad única en el mundo, la que incluye una frágil y pequeña población de Huemules, una de las especies más amenazadas de nuestro país.

Como en muchos otros lugares de nuestro país, el valle del Río Diguillín se encuentra en grave peligro de sufrir un daño irreparable. Los miembros de la Comisión Evaluación Ambiental, aprobaran bajo claras irregularidades de manera unánime, el proyecto de la central hidroeléctrica de pasada "Halcones", que sacrificará un tesoro de incalculable valor para todos los Chilenos, y sobre todo para los habitantes de la zona quienes ven en el turismo un área de desarrollo sostenible y armónico.

Este proyecto es uno más de las 15 centrales que la empresa Aaktei ha desarrollado en el país. Esta empresa prepara los proyectos que luego vende a multinacionales extranjeras, generando enormes ganancias a costa de la destrucción de nuestro territorio. Gracias a su enorme poder de lobby, cuentan con muchísimas herramientas para lograr llevar a cabo sus proyectos, a pesar de las irregularidades con que se ejecutan, desde su presentación, hasta su evaluación y aprobación. Hoy muy pocos lugareños conocen realmente los alcances de este nefasto proyecto que ya fue aprobado, y que de no frenarse lo antes posible, comenzará las obras de construcción, y con ello el fin del futuro turístico de este hermoso valle.

DESCRIPCIÓN PROYECTO HIDROELÉCTRICO

Una central de pasada es aquella que utiliza la fuerza del caudal de un río y su fuerza de caída para generar electricidad. En una central de este tipo las turbinas deben aceptar el caudal del río disponible, con sus variaciones de invierno y verano. El principio de funcionamiento está en capturar el agua de un río aguas arriba a través de una bocatoma, para luego canalizar el agua en la superficie o en forma subterránea por tuberías, canales cubiertos o túneles. El agua canalizada es transportada aguas abajo hasta una central, en donde se utiliza la caída natural para mover las turbinas y así generar electricidad. Luego el agua es restituida al río sin afectar la calidad del agua.

 El proyecto “Pequeña Central Hidroeléctrica (PCH) de Pasada Halcones”, tiene como objetivo proveer energía limpia y renovable, desde una fuente técnica y ambientalmente factible, a partir del uso de los recursos hídricos del Río Diguillín, mediante la construcción y operación de una central hidroeléctrica de pasada que permite generar 12 MW de potencia, los que son aportados al Sistema Interconectado Central por una línea de 66 kV que empalma con la línea de transmisión existente de la empresa Copelec.

La central hidroeléctrica de pasada se emplazaría a una altitud de 2.050 metros sobre el nivel del mar, “más o menos a la misma altura que las Termas de Chillán”, en la parte alta del río Diguillín, a 11 kilómetros del Valle Las Trancas, al interior del fundo privado “Coihuería”, que no cuenta con acceso vehicular y hay escasa vegetación.

IRREGULARIDADES DEL PROCESO E IMPACTOS DEL PROYECTO

Las organizaciones ciudadanas y las personas que serían afectadas por la construcción y operación del proyecto: Central Hidroeléctrica Halcones actualmente aprobada por  Servicio de Evaluación Ambiental en la Región del Biobío,en proceso de judicialización solicitan a los miembros de la Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, que tenga a bien considerar las deficiencias técnicas y de tramitación que a continuación exponemos para impedir la ejecución de dicho proyecto.

1.- En primer lugar se debe tener en consideracioón el Convenio sobre Diversidad Biológica de 1994 busca promover el uso sustentable de la biodiversidad para el bienestar humano, reduciendo las amenazas sobre ecosistemas y especies.

2.- La ejecución de este proyecto significaría poner en peligro el compromiso del Gobierno de Chile ante la UNESCO en Junio del 2011, organismo que reconoció esta área como “Reserva Mundial de la Biosfera Nevados de Chillan Laguna del Laja”, siendo el Proyecto Halcones incompatible con las bases de desarrollo propuestos por dicho organismo internacional.

3. La Declaratoria de la UNESCO persigue conciliar la conservación de la diversidad biológica con la busqueda de un desarrollo económico y social ambientalmente sostenible.

4.- Esta Reserva de la Biósfera constituye un patrimonio único fundamental para el desarrollo local. Su degradación, implicaría  una perdida ambiental y dejaría de ser un atractivo desde el punto de vista  turístico.

5.- El proceso de Evaluación Ambiental no ha brindado la debida oportunidad de participación justa y  equitativa de la comunidad. . Ya que durante el procedimiento de evaluación el Estudio de Impacto Ambiental el proyecto ha sido objeto de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones que afectaron sustantivamente al proyecto, el organismo competente debió abrir una nueva etapa de participación ciudadana, esta vez por treinta días, lo cual no se cumplió.

6.- Algunas de las JJVV. que han firmado cartas en apoyo al PCH se encuentran sin sus directivas vigentes y sin cuórum para funcionar como asociación vecinal funcional.

7.- Los convenios firmados, han sido celebrados con organizaciones y empresas que no figuran registrados en SERNATUR, no tienen patente municipal vigente o NO corresponden a una empresa con dirección en la Comuna de Pinto,  y no considera a ninguno de los actores que hoy tienen su documentación al día.

8.- Serias irregularidades administrativas significaron una extensión de tiempo excesiva del proceso llegando a 1520 días en vez de los 173 días legales. Los  cambios sustantivos realizados al proyecto y el exceso de los plazos entregados al proponente, no ocasionaron un segundo proceso de participación ciudadana de 30 días como también una revisión sobre la pertinencia de una Consulta Indígena.

9.- El Proceso de EIA no se hizo cargo de los efectos irreversibles y se contradice en el estudio de impacto ambiental relativo a los impactos causados sobre un ecosistema único a nivel mundial que alberga especies endémicas y nativas en peligro de conservación como: el Huemul, el Cóndor, el Ciprés de La cordillera, y el Lleuque entre otros en un territorio declarado por la Internacional Union for Conservation of Nature (IUCN) como Hot Spot de la Biodiversidad.

10.- El Proceso de Evaluación de impacto ambiental (EIA) del  proyecto Central Hidroeléctrica Halcones, no ponderó adecuadamente los impactos en los aspectos Ambientales, Socioeconómicos, Antropológicos y tampoco propone medidas de mitigación, reparación y compensación suficientes.

11.- -El Proceso de EIA no reconoce que se destruiría uno de los principales atractivos de la recientemente declarada Zona ZOIT de Pinto y del Destino Turístico del Valle las Trancas considerado como Consolidado por la Subsecretaría de Turismo y que sustenta la actividad turística consolidada en el área de influencia del proyecto que es el Valle de Atacalco, acceso a la Reserva Nacional Ñuble, Los Lleuques, Recinto, Valle Las Trancas. Con un impacto que no ha sido considerado adecuadamente en la evaluación ambiental de PCH, ya que la industria turística es el principal generador de empleo en la zona donde se quiere emplazar el proyecto y definitivamente no es incipiente como se sostiene en el EIA del proyecto.

 12.-El EIA NO pondera correctamente el impacto paisajístico y territorial ya que solo menciona impactos sobre una parte del área de influencia concentrada en el Fundo Privado Los Cipreses y no sobre la totalidad del área de influencia correspondiente a las Zona Núcleo, Tampón, y Transición de la Reserva de la Biosfera Nevados de Chillan Laguna del Laja y Zona ZOIT Pinto.

13.-Muchas de las medidas de mitigación y compensación propuestas, no incorporan los indicadores de sustentabilidad aplicables, recomendados y validados por organizaciones internacionales tales como OMT, TIES, MAB-UNESCO, IUCN, y CPC y ni siquiera se refiere a los indicadores de sustentabilidad ya implementados por los órganos del estado chileno en materias de Turismo y Biodiversidad, entiéndase la Subsecretaría de Turismo y el Servicio de Biodiversidad.

14.- Pese a la cercanía del proyecto con el Gasoducto del Pacifico no presenta ninguna autorización de esta empresa para realizar excavaciones y tronaduras, lo cual es imprescindible para un proyecto de este tipo.

15.-Proyectos como este suelen fragmentar el habitat de múltiples especies y degradar el paisaje natural generando un impacto directo en el desarrollo de Turismo de Intereses Especiales como el Ecoturismo y el Turismo Aventura.

16.-La empresa no especifica que obras son necesarias de mejoramiento de la vía para poder acceder el lugar del proyecto ya que los puentes existentes No soportan un peso mayor a 5 toneladas.

Fuente: Futuro Renovable

 

 

 

 

 



Relacionados

Después de 14 años, Enel y Colbún se reparten activos y cierran definitivamente el capítulo HidroAysén