Proyectos Sustentables

Dalca: Chilenos cultivan algas endémicas del país para regenerar el ecosistema marino.

Octubre 02, 2018 | www.inmuneschile.cl

Las Dalcas son las canoas que las comunidades de Chonos ocupaban para salir a pescar y recolectar algas en la zona de Chiloé.

Dalca: Chilenos cultivan algas endémicas del país para regenerar el ecosistema marino.

El proyecto se llama Dalca. Este nombre representa la valorización de las tradiciones ancestrales, el esfuerzo para que estas no se pierdan, el inicio al cambio para responder a las necesidades actuales y el traspaso de tecnología a otras comunidades, ya que los Chonos compartían este conocimiento con sus vecinos.

 

¿Por qué encuentran necesario crear un servicio que conserve la biodiversidad del medio ambiente?

 

Hoy en día la extracción de muchas especies es superior a la capacidad de regeneración del ecosistema, es decir, sobre explotamos nuestros recursos y de a poco van apareciendo las consecuencias como la disminución o, en el peor de los casos, la desaparición de algunas especies. Es por esta razón que nos vimos en la necesidad de crear un servicio que busque garantizar el éxito de los cultivos. Queremos que cultivar se presente como una alternativa económica para los pescadores y así garantizar sus incentivos por aplicar estos sistemas en sus áreas de manejo y evitar la extracción de las praderas naturales y así poder conservar el medio ambiente. Quisimos partir por el alga Chicoria de Mar, esta alga es endémica de Chile y Perú. Particularmente en Chile, debido a su alto valor comercial, ha sido un recurso que ha sido sobre explotado debido a la extracción de praderas naturales y ausencia de prácticas acuícolas sostenibles, entre otras cosas, llevándola a niveles muy bajos de disponibilidad. Esto ha provocado que tanto pescadores, como empresas del rubro, hayan perdido la oportunidad de conseguir fuentes de ingreso afectando monetariamente a distintas comunidades a lo largo de Chile que vivían de este recurso y empresas que ofrecían este producto al mercado internacional. Además del valor monetario que tiene este recurso, es aún más importante tomar conciencia y destacar el valor ambiental que tienen las algas en general como regeneradoras de ecosistemas marinos, absorción de CO2, biorremediadoras y generadoras de Oxigeno para el planeta.

 

¿Qué fue lo que les motivo de crear una organización medioambiental?

 

Todo partió en la Universidad Adolfo Ibáñez en el Magister de Innovación y Diseño cuyo foco era crear un proyecto que tenga impacto. Nuestra pasión por los deportes al aire libre y en específico el mar, acompañado de nuestro interés por aportar al cuidado del medio ambiente y la evidencia de una problemática nacional relacionada a la sobre explotación de nuestros recursos marinos nos motivó a comenzar con este proyecto y seguir trabajando para poder lograr frenar esto entregando soluciones y alternativas sostenibles a las prácticas que se llevan a cabo actualmente.

 

¿Quiénes son los creadores del proyecto y cuando lo crearon?

 

Los creadores son Javier Mattatall, Ignacio Garafulich, Paula Torres y Clara Rodriguez. Todos compañeros del magister de Innovación y Diseño de la UAI. El proyecto se creó en julio del 2017 para la tesis del magister, pero al ver la aceptación y el impacto que estaba generando quisimos seguir trabajando en él después de salir de la Universidad con la ilusión y la motivación por alcanzar nuestros objetivos.

 

¿Qué opinan de la sustentabilidad en la manera de consumir y la manera de producir? ¿En que puede ayudar su proyecto en generar conciencia sustentable?

 

Creemos que tenemos que reponer los recursos que estamos extrayendo, debemos usar nuestras capacidades y conocimientos para encontrar maneras de producción sostenibles que reduzcan el impacto ambiental al máximo posible y es necesario por parte del gobierno elevar los estándares ambientales a todas las industrias. Ya hemos visto lo que ha pasado en la zona de quinteros, esto sigue pasando en comunidades a lo largo de todo el país y es inaceptable que la única forma que se tome conciencia de estos errores sea tener a los cuidadanos protestando en la calles. Por nuestra parte debemos ser conscientes de nuestro consumo excesivo e irresponsable, debemos aprender a valorar nuestra tierra y entender la importancia que tiene cuidarla. No sacamos nada exigiendo al gobierno o a las empresas que se hagan cargo de sus desechos, si todavía vemos gente en las calles botando basura al suelo o malgastando el agua y la energía. Las industrias producen lo que hacen porque nosotros lo consumimos, es por esto qué es tan importante educarnos y entender que todo lo que consumimos impacta a alguien o a algo en algún lugar del mundo. 

En gran parte es por esto que primero nos hemos enfocado en el primer eslabón de la cadena, que es la producción o extracción del recurso, poder solucionar esto nos permitirá mejorar el impacto de todo el ciclo.

 

Un documental que muestra claramente lo que está pasando y cuáles son las consecuencias de las actuales conductas que estamos teniendo respecto al medio ambiente es  “Una verdad incómoda”, aquí el ex candidato presidencial Al gore de Estados Unidos advierte sobre el peligro del calentamiento global y de la importancia y urgencia de tomar medidas para prevenir las consecuencias.

 

A continuación les dejamos una conversación de Al Gore 10 años después de haber creado dicho documental, en donde muestra que aún hay personas que no creeen en las consecuencias que estamos produciendo en el ecosistema:



Relacionados